Ejercicios Kegel que fortalecen tu suelo pélvico

Ejercicios Kegel que fortalecen tu suelo pélvico

 

Aprenderos a realizar los EJERCICIOS KEGEL

¡Pongamos en práctica los Ejercicios Kegel que fortalecen tu suelo pélvico

Con los ejercicios Kegel puedes fortalecer tu suelo pélvico, también pueden prevenir o controlar la incontinencia urinaria y otros problemas del suelo pélvico. Acá te enseñamos el paso a paso.
Los ejercicios de Kegel fortalecen los músculos del piso pélvico, que sostienen el útero, la vejiga, el intestino delgado y el recto. Puedes hacer los ejercicios de Kegel, también conocidos como entrenamiento muscular del suelo pélvico, casi en cualquier momento. En SETÚ te recomendamos usar nuestro entrenador de suelo pélvico REJUV KEGEL

Ejercicios Kegel fortalece tu suelo pélvico

  • Comienza por comprender en qué te pueden beneficiar los ejercicios de Kegel, luego sigue estas instrucciones para contraer y relajar los músculos del piso pélvico.

1- ¿ Por qué los Ejercicios Kegel son importantes?

Muchos factores pueden debilitar los músculos del piso pélvico, como el embarazo, el parto, la cirugía, el envejecimiento, el esfuerzo excesivo debido al estreñimiento o la tos crónica y el sobrepeso.

2- ¿Cómo hacer los Ejercicios Kegel?

Con los Ejercicios Kegel fortalece tu suelo pélvico y prepárate para comenzar
Detén el flujo de tu orina para encontrar los músculos del piso pélvico. Antes de hacer los ejercicios de Kegel, es importante que encuentres los músculos pélvicos. Estos son los músculos que conforman el piso de la pelvis. La manera más común de encontrarlos es tratar de detener el flujo de la orina. Esta tensión que ejerces en el músculo es el movimiento básico de un ejercicio de Kegel. Relaja los músculos y deja que la orina siga fluyendo para tener más certeza de la ubicación de los músculos de Kegel. Simplemente recuerda que debes visitar a un doctor antes de comenzar a practicar los ejercicios de Kegel por si tienes algún problema médico que te impida ejecutar los ejercicios.

3- ¿Aún tienes problemas para encontrar tus músculos de Kegel?

Introduce un dedo en tu vagina y aprieta tus músculos. Debes sentir cómo los músculos se tensionan y tu piso pélvico se mueve hacia arriba. Relaja tus músculos y sentirás que el piso pélvico regresa a su lugar. Asegúrate de limpiar tu dedo antes de introducirlo en tu vagina.
Si eres una mujer con una vida sexual activa, también puedes preguntarle a tu pareja si siente que tu vagina “aprieta” y suelta su pene durante las relaciones sexuales.

4- Asegúrate de tener la vejiga vacía antes de comenzar

Esto es importante. No querrás hacer estos ejercicios con la vejiga llena o medio vacía, ya que puedes experimentar un poco de dolor y algunas fugas. Antes de comenzar tu rutina, revisa si tienes ganas de orinar para que puedas ejecutar tus ejercicios de la manera más eficiente posible.

5- Concéntrate únicamente en tensionar los músculos del piso pélvico.

Para conseguir los mejores resultados, los ejercicios de Kegel deben concentrarse únicamente en los músculos del piso pélvico, así que no debes flexionar otros músculos como tus glúteos, tus muslos o tu abdomen. Para ayudar a la concentración y la eficiencia de tus movimientos, asegúrate de inspirar y exhalar mientras haces cada repetición de los ejercicios, en vez de aguantar la respiración.

  • Ponte en una posición cómoda.
  • Aprieta los músculos del piso pélvico durante 5 segundos
  • Relaja los músculos durante 10 segundos
  • Repite los ejercicios 10 veces:Si empezaste con repeticiones de 5 segundos, entonces aprieta los músculos durante 5 segundos, relájalos durante 10 segundos y repite el ejercicio 10 veces. Esto debe ser suficiente para una sesión y debes repetirla no más de 3 o 4 veces al día.
  • Aumenta el tiempo que aprietas los músculos del piso pélvico hasta que llegues a repeticiones de 10 segundos

Conseguir resultados/Ejercicios Kegel que fortalecen tu suelo pélvico

Si haces los ejercicios regularmente, puedes esperar los resultados en algunos meses. En algunas mujeres los resultados son radicales, mientras que en otras los ejercicios previenen problemas adicionales en el tracto urinario. Algunas mujeres se sienten frustradas porque hacen los ejercicios desde hace algunas semanas, pero no sienten ninguna diferencia. Sigue con tu rutina de ejercicios por el tiempo suficiente para que sientas los cambios en tu cuerpo. De acuerdo a los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés), es posible que sientas los resultados dentro de 4 o 6 semanas.

Consejos.

Trata de no aguantar la respiración, apretar tus glúteos, tensionar tus muslos, contraer fuertemente los músculos del vientre ni pujar en vez de apretar y levantar.
A medida que te sientas más segura haciendo los ejercicios, encontrarás que podrás ejecutarlos mientras estás de pie. Lo importante es que sigas practicando a lo largo del día y podrás hacerlos mientras lavas los platos, esperas en una línea, sentada en tu oficina, durante los comerciales de la televisión o mientras te detiene el semáforo al conducir.
Las mujeres embarazadas también pueden hacer los ejercicios de Kegel.
Los hombres también pueden fortalecer los músculos del piso pélvico al realizar ejercicios para el músculo pubococcígeo.

Advertencia.

Siempre practica los ejercicios de Kegel con la vejiga vacía. Hacer los ejercicios de Kegel con la vejiga llena puede debilitar tu piso pélvico e incrementar tu riesgo de contraer una infección en el tracto urinario.
No hagas los ejercicios de Kegel mientras usas el baño, a menos que inicialmente estés ubicando los músculos del piso pélvico. Interrumpir el flujo de la orina puede ocasionar infecciones en el tracto urinario.

LEAVE A COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *