Fantasías sexuales femeninas más comunes

Fantasías sexuales femeninas más comunes

Las fantasías sexuales no son exclusivas de los hombres y las mujeres solemos tener, si no muy seguidas, alguna fantasía recurrente. Hoy te vamos a contar algunas de las fantasías sexuales femeninas más comunes entre nosotras y ya nos dirás si te sientes identificada con algunas de ellas.

En años anteriores, las mujeres eran (y siguen siendo) educadas sexualmente con ciertas limitaciones y represiones que no se aplican muchas veces a los varones, es por eso que al desarrollar una fantasía sexual, la mujer suele reprimirla y nunca llevarla a cabo, siendo los sueños testigos de historias elaboradas en nuestra mente en donde el objetivo es simple: placer.

Lo que debemos de tener bien claro a la hora de tener una fantasía, es que solo es eso, una fantasía que tu sabes si la haces realidad o no. Puedes hacer lo que quieras con ella: guardarla en un cajón para usarla en tus noches de soledad o compartirla con tu pareja para llevarla a cabo, que para mi es la mejor opción. ¿Para que quieres una fantasía que no se haga realidad?

Algunas de las fantasías sexuales femeninas más recurrentes son:

Tríos: Si, los tríos son parte de nuestros sueños húmedos. ¿Todavía hay alguien que no haya probado un trío?.

Relaciones sexuales lésbicas. Muchas de las mujeres fantasean constantemente en tener relaciones con alguien de su mismo sexo y esto no quiere decir que sean homosexuales.

beso-lesbico-fantasias-femeninas-se-tu-sex-shop

Ser el blanco de la excitación: Para una mujer el hecho de sentirse deseada siempre juega un papel importante y ser el blanco de las miradas y de la excitación de otros no dejará de ser una fantasía.

Vouyerismo: Observar a otros o a tu propia pareja teniendo relaciones sexuales.

Ser dominate: Así como los hombres fantasean en tener una mujer a la que puedan someter a su gusto, también las mujeres fantaseamos con correas de cuero, látigos y antifaces para dominarlos a ellos.

fantasias-sexuales-femeninas-dominatrix-se-tu-sex-shop

-Lencería erótica: Los ligueros, bodys, picardias o tangas forman parte de una noche erótica y no pueden faltar en las fantasías femeninas. Los trajes de cuero son los más solicitados a la hora de experimentar cosas nuevas.

fantasias-sexuales-femeninas-lenceria-333x500

Cambio de roles: No digo que hagas de hombre y de mujer (aunque también puede ser interesante), pero los cambios de roles, como el uso de disfraces eróticos y asumir una personalidad que normalmente no llevarías, puede aumentar mucho la temperatura.

No importa cual sea tu fantasía sexual, si es un deseo que tienes, compartelo con tu pareja y llévalo a cabo, es sano para ti y para la relación. La estimulacion con los olores, sonidos, imágenes y descubrimiento de nuevas sensaciones de placer enriquecen las fantasías sexuales y por lo tanto la vida sexual de las personas.

LEAVE A COMMENT